sábado, 26 de enero de 2008

¿Que es la Gracia? Parte 2


En mi experiencia, una de las grandes dificultades a las que nos enfrentamos los que nos preciamos en creer en el Eterno, Dios de Israel, es el hecho de hablar conceptos que sea asocian a las Sagradas Escrituras pero que tristemente no nos son comunes a todos, me refiero a palabras como Fe, salvación, redención, juicio eterno, inmersión, etc। y desde luego en ellas podríamos incluir a la gracia. Las palabras antes mencionadas son muy usadas, pero tristemente, he podido comprobarles que si realizamos un cuestionario a las personas que creen en el Eterno y les pedimos sus conceptos de dichas palabras, las respuestas serán tan diversas, que tristemente demostrarán que decimos creer en algo de lo cual no tenemos la certeza que eso signifique. A final de cuentas, empleamos las palabras de acuerdo a nuestro criterio personal, y su uso estribará en la medida que las entendamos o no.
Muchas congregaciones se regodean en decir que tienen la verdad, y que creen en la verdad, y que practican la verdad, pero si verdaderamente fuera verdad (perdón por la redundancia), aún las problemáticas que enfrentan, se verían minimizadas si efectivamente habláramos todos lo mismo, y es que detrás del hablar todos lo mismo, verdaderamente traería una unidad, por ello la verdad no esta en religión alguna, sino que la verdad esta en el Dios, y solo buscándolo a él, encontraremos un mismo conocimiento y por consiguiente la unidad.
1Co 1:10 Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.
Entrando en materia, te pido que imagines que tienes un niño cerca de alrededor de 6 o 7 años, ya bien sea tu hijo, sobrino, vecino, etc। como ustedes saben a esa edad los niños preguntan muchas cosas, dicho niño nos pide que le respondamos con exactitud que quiere decir las Escrituras al respecto de la gracia, en los siguientes pasajes les presentaré y cual debía ser la interpretación detrás de ellos:
Hechos 24:27 Pero al cabo de dos años recibió Félix por sucesor a Porcio Festo; y queriendo Félix congraciarse con los judíos, dejó preso a Pablo.
Hechos 25:9 Pero Festo, queriendo congraciarse con los judíos, respondiendo a Pablo dijo: ¿Quieres subir a Jerusalén, y allá ser juzgado de estas cosas delante de mí?
2Co 12:9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad। Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.
Seguramente en los dos primeros pasajes, le diríamos que dichos gobernantes querrían obtener “el favor” de los judíos, pero ¿en el segundo? Siguiendo en la misma tónica, les diríamos que a Pablo le debía ser suficiente el favor del Dios, sin embargo la pregunta es ¿esta completa la explicación al respecto de lo que la gracia es? yo creo que no, es igual como en el caso de la fe, en donde se le asocia con creer, pero de ninguna manera refleja el verdadero significado, el creer para la fe es una parte de lo que significa, tanto como el favor para la gracia solo es una parte.
En el primer estudio compartí con ustedes que la palabra gracia tiene su origen en el hebreo y es el vocablo Jen (Jet y Nun), sustantivo masculino cuya raíz etimológica proviene de la palabra hebrea Janan, y que dicho vocablo nos abre el panoramas para comprender lo que la gracia es, dado que Janan bien se puede traducir como misericordia, ¿qué es la misericordia? En aquel estudio escribí:
Misericordia - es la Virtud que inclina el ánimo a compadecerse de los trabajos y miserias ajenos.
Dado que la misericordia etimológicamente forma parte del concepto de la Gracia, debemos considerar, que ese compadecer del cual nos habla la misericordia no es lo único que compone a la gracia, sino que hay algo mas, ¿qué cosa? leámoslo a partir del concepto que escribí después de estudiar Jen, y su correspondiente palabra en el griego que es Jaris:
Gracia – Es recibir el favor, la atención o las dádivas de una persona como consecuencia de que se compadeció por su condición.
¿Qué diferencía la gracia de la misericordia? que la Gracia a demás de compadecerse de la condición de una persona, se obtiene un favor, atención o dádiva ¿te das cuenta? es muy importante la última parte de la definición dado que esa Gracia, siempre vendrá por causa de que se encontró que una persona estaba necesitada de ella.
Leamos un pasaje que pone en entredicho el llamado “periodo” de la gracia que algunos enseñan:
Jer 31:2 Así ha dicho Jehová: El pueblo que escapó de la espada halló gracia en el desierto, cuando Israel iba en busca de reposo.
Si efectivamente es correcta la teoría de que existió un periodo de gracia (después del nacimiento de Cristo y que se contrapone al periodo de la Ley, en el tiempo previo a él), no debió haber sido como se predica en la actualidad, dado que claramente el pueblo de Israel, halló gracia de Dios en el desierto, ¿cómo fue que la halló? Él se compadeció de su condición y adicionalmente le dio su favor o dádivas, ¿cómo cuales? Los alimentó, su calzado y vestidos no envejecieron, les dio victoria sobre los pueblos enemigos, hizo juicio contra las personas que deseaban su división, salvaguardo a la autoridad, los guió, etc.
Veamos el concepto de gracia en el contexto del ejemplo anterior en un pasaje del libro a los Judíos:
Heb 4:16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.
¿Qué se haya en el trono de gracia? Misericordia, es decir el compadecimiento del hombre, pero no nada mas eso, sino Gracia, es decir, además un favor, atención o dádiva.
Es de resaltar que la gracia no nada más la otorga el Eterno, sino que igualmente un hombre la puede dar, por ello existen pasajes que sin éste entendido, no los podríamos explicar, leámoslos:
Pro 3:4 Y hallarás gracia y buena opinión Ante los ojos de Dios y de los hombres.
¿No les recuerda el versículo anterior un pasaje con nuestro Salvador?
Lucas 2:52 Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.
Por ello en el primer estudio compartí con ustedes que muchos versículos incluían la frase “hallar gracia en tus ojos”, dado que el favor, la dádiva o la atención de una persona le proviene por cuanto se es observada, pero su origen puede ser el Eterno o bien un hombre।
LA GRACIA DEL ETERNO PARA CON EL QUE HACE LO JUSTO
Existe una diferencia de la gracia del hombre otorgada a otro con respecto a la del Eterno, y es que el hombre puede encontrar fácilmente la gracia de Dios en la medida que hace lo justo, es decir que cumple con Su voluntad, parte de ello se explicó en el primer estudio pero debo volver a comentarlo dado que para la consecución del estudio es importante। Veamos un ejemplo de esto que apunto:
Hechos 4:33 Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos.
Los Discípulos una vez que ya no estaba entre ellos, diligentemente guardaron la voluntad del Padre, todo ello los llevo a tener una unidad que redundó en lo físico, ustedes saben que incluso vendieron todo lo que tenían para vivir en comunidad, el camino que siguieron fue de obediencia para con el Eterno y por ello la gracia abundó en ellos, nuevamente ¿cómo se demostró? Recordemos que el Eterno les dio Su favor y sus dádivas como consecuencia de que se compadeció de ellos por cuanto estaban siendo vituperados, perseguidos, atacados, señalados, etc। pero ese favor se lo ganaron ellos en la medida que hacían lo correcto, por lo tanto Dios confirmaba sus dichos con grandes señales y prodigios, la mano del Eterno se hizo patente en aquellos que vivían en Jerusalén y posteriormente se expandió a otras regiones como la congregación de Antioquia, veamos cual fue la recomendación de Bernabé para con ellos:
Hechos 11:22 Llegó la noticia de estas cosas a oídos de la iglesia que estaba en Jerusalén; y enviaron a Bernabé que fuese hasta Antioquía.
Hechos 11:23 Este, cuando llegó, y vio la gracia de Dios, se regocijó, y exhortó a todos a que con propósito de corazón permaneciesen fieles al Señor.
Bernabé les transmitió que si querían seguir teniendo la gracia del Eterno era necesario que se mantuvieran fieles y dicha fidelidad se da en obediencia de la voluntad del Eterno.
Otro ejemplo práctico es obtener gracia por ser humildes:
Santiago 4:6 Pero él da mayor gracia। Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.
El guardar la humildad, es un valor que el Eterno nos insta a realizar, y el ejemplo perfecto nos lo puso nuestro Salvador:
Mat 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;
¿Cómo es que un humilde recibe gracia? por cuanto esta haciendo lo correcto y todo acto bueno, justo y recto, hará a una persona hacerse merecedor de recibir gracia delante de Dios.
Con los ejemplos anteriores veamos la contrapartida, es decir, cuando se deja de recibir gracia de Dios:
Hechos 12:15 Y ellos le dijeron: Estás loca। Pero ella aseguraba que así era. Entonces ellos decían: ¡Es su ángel!
Antes que nada entendamos una cosa, esta gracia de la que habla el pasaje nada tiene que ver con el mundo venidero o como comúnmente le llaman salvación, y es que existe una tremenda contradicción cuando la gente solo es enseñada que todo tiene que ver con la salvación, pero entendamos que la gracia, la redención y la fe empleada para entrar al pacto del Eterno fue en un momento dado de nuestra vida, pero una vez que sucedió, no dejaron de existir esos conceptos en nuestra vida, pero, desde otro ángulo, es decir ya no para entrar a la casa del Eterno, sino para vivir en ella, lo mismo sucede con las obras, ellas no nos hicieron entrar, pero una vez que estamos dentro, las obras darán muestra de que verdaderamente hemos entrado, por eso la Palabra del Eterno dice que hemos renacido para buenas obras, por lo anterior, en este pasaje esta indicando que alguna persona se perderá de la gracia del Eterno, pero, solamente en determinadas áreas de su vida, nada que ver con la salvación, sino que por causa de no hacer lo correcto y concretamente permitir que la amargura resida en él, el favor del Eterno no vendrá a él o a ella।
Antes de finalizar el estudio deseo que abordemos un pasaje controversial, y que espero que con lo explicado, adquiera una nueva óptica para ti:
Rom 5:20 Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia;
¿Cómo es que sobreabundó la gracia con el advenimiento de la Ley –que debe ser correctamente traducida como instrucción? Sencillo, antes que el Eterno tipificara qué era lo correcto y que no, a través de Su voluntad plasmada en la Ley, el pecado existía y también el proceder correcto, pero, no había forma de imputar al hombre su culpa tanto como recompensar su buen proceder, dado que faltaba que se especificara lo que era correcto y lo que no lo era, eso, lo hizo la Ley, ahora, una vez que la Ley vino, el hombre murió, pero no nada más eso, sino que también vivió, por que la Ley enseñaba tanto lo uno como lo otro, olvidémonos un momento en el caso de lo primero, sino veamos la situación de un hombre o mujer que habiendo sido redimidos, para seguir viviendo dentro del marco del Eterno, lo que necesitan es adscribirse a realizar lo correcto, ¿dónde conocerían lo correcto? En la Ley, y una vez que ellos hicieran lo correcto, estarían en capacidad de hacerse susceptibles a que la Gracia del Eterno se desbordara y por ello lograr que el favor, las dádivas y la recompensa del Eterno se hiciera patente, entonces, tenemos a personas como se enseño en el primer estudio como Moisés, que haciendo lo correcto se ganó la gracia de construir un lugar para que el Eterno se manifieste como lo fue el tabernáculo, o como lo hemos visto en este estudio, a los discípulos de Jesús obteniendo la gracia del Eterno una vez que se esforzaron por hacer lo correcto delante de Dios, por lo tanto, el conocimiento de la Ley, y desde luego su práctica, nos garantizará que la gracia venga de parte del Eterno sobre nosotros।
Pablo que fue un erudito de judaísmo, conocía perfectamente ésto, por ello escribió en romanos lo que leeremos a continuación:
Rom 7:9 Y yo sin la ley vivía en un tiempo; pero venido el mandamiento, el pecado revivió y yo morí.
Rom 7:10 Y hallé que el mismo mandamiento que era para vida, a mí me resultó para muerte;
Rom 7:11 porque el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, me engañó, y por él me mató.
Rom 7:12 De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno.
Por lo anterior, entre mas practiquemos lo correcto, más nos haremos susceptibles a que la gracia de Dios se manifieste en nuestras vidas, pero, lo correcto no lo encontraremos en ningún otro lugar, mas que en las Sagradas Escrituras.
Amados del Dios, espero esta explicación haya sido lo suficientemente clara, como para que leas el siguiente pasaje y entiendas la trascendencia de lo que dice:
Hechos 13:42 Cuando salieron ellos de la sinagoga de los judíos, los gentiles les rogaron que el siguiente día de reposo les hablasen de estas cosas.
Hechos 13:43 Y despedida la congregación, muchos de los judíos y de los prosélitos piadosos siguieron a Pablo y a Bernabé, quienes hablándoles, les persuadían a que perseverasen en la gracia de Dios.
¿Cómo una persona puede perseverar en la gracia de Dios? Haciendo lo correcto, es decir, cumplir con la voluntad del Eterno, por ello te insto lo mismo, ¡Persevera en la gracia del Eterno!
Antes de despedirme, deseo que conozcas un saludo o despedida que usaba mucho Pablo y que aparece mas de 10 veces en el nuevo pacto, y que con el conocimiento que haz adquirido hoy, lo puedas emplear con plena conciencia de lo que dices, al español es “gracia y paz” y en el hebreo “jen ve shalom”:
1Co 1:3 Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.